Indicador de liquidez: el Ratio de Cobertura del Servicio de la Deuda (RCSD)

Dentro del mundo de las finanzas de la empresa nos encontramos con ratios que nos ayudan a medir la liquidez de la empresa. Uno de los más importantes es el Ratio de Cobertura del Servicio de la Deuda (RCSD)

En este post veremos qué es exactamente y cómo calcularlo.

Entonces, ¿qué es el Ratio de Cobertura del Servicio de la Deuda (RCSD)?

El RCSD se trata de disponer, tanto en tiempo como en plazo, de recursos líquidos suficientes para poder afrontar el pago de intereses y de la amortización de la deuda. Ya que la capacidad de generar liquidez o caja es una muestra de la solvencia de una empresa.

De manera que debe calcularse a partir del resultado antes de intereses e impuestos (BAIT):

Resultado antes de intereses e impuestos (BAIT) / Servicio de la deuda (gastos financieros + amortización deuda).

De esta forma podremos saber cuál es nuestro resultado financiero para hacer frente al pago de intereses y de la deuda.

Ahora bien, nos interesa saber también cuál es la capacidad de nuestro negocio de generar liquidez (efectivo), por lo que también lo podemos calcular teniendo en cuenta el EBITDA.

Es decir, podemos utilizar el resultado antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones, ya que las depreciaciones y amortizaciones no restan liquidez.

Así nos dice si la empresa puede afrontar sus pagos con acreedores y también de forma paralela, que es rentable para sus accionistas.

El cálculo sería:

EBITDA / Servicio de la deuda

Para interpretar el resultado, si los valores son > 1 significa que la empresa es solvente y puede disponer de efectivo para sus accionistas e incluso para realizar inversiones.

Si los valores son <1, no llega a generar suficiente efectivo para efectuar el pago de sus deudas e incluso podría lle var a una situación insostenible a largo plazo.

Ratio de Cobertura del Servicio de la Deuda (RCSD)

Pero ¿cuál de los dos cálculos del Ratio de Cobertura del Servicio de la Deuda (RCSD) es mejor ratio?

Pues depende, ya que ambos ofrecen una idea de liquidez teniendo en cuenta más o menos factores. Es mejor ayudarse de varios ratios que midan diferentes aspectos y así tener una visión más completa de la situación financiera de la empresa.

Para ello lo mejor es poder contar con un software especializado en gestión financiera de negocio, como el Cuadro de Mando Integral CMI4ALL, el cual que realiza actualizaciones automáticas diarias para observar de un vistazo gráficamente le situación de la empresa.

En este vídeo puede ver un resumen de lo que ofrece en cuanto a liquidez, y no olvide que puede pedir una demostración gratuita y sin compromiso del software en su propio negocio, y comprobar el alto nivel de información que proporciona.

Si tiene alguna pregunta o consulta déjenos un comentario o contáctenos, estaremos encantados de atenderle.

¡También puede suscribirse al blog para conocer más contenido sobre indicadores financieros que puede aprovechar para su negocio!

–> Me suscribo, quiero saber más <–

Puede contactar con nosotros en marketing@gruponeolan.com

Otros artículos que le pueden interesar:

Fondo de maniobra: Qué es y cómo calcularlo

Cuadro de Mando Integral (CMI): Qué es y para qué sirve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *